top of page
  • Foto del escritorCarlos Huerta

DULCE Y SINIESTRO

Bocadillos diarios ¿Alguna vez pensaste que tu cerebro es como una computadora? Los investigadores lo hicieron, y descubrieron que comer muchos alimentos grasos y azucarados altera el sistema de recompensas de nuestro cerebro, algo así como los circuitos de una computadora que se vuelven locos. Un estudio recientemente publicado muestra cómo lo que comemos puede cambiar el funcionamiento de nuestro cerebro, vinculando nuestras elecciones diarias de alimentos con los intrincados mecanismos de nuestra cabeza. Es como si nuestros cerebros y computadoras fueran más parecidos de lo que pensamos. Esta investigación es sólo el comienzo de algunos descubrimientos alucinantes. Profundicemos y descubramos más. Los refrigerios azucarados y grasos cambian la unidad central de procesamiento del cuerpo humano. No es ningún secreto que los alimentos cargados de azúcar procesada y grasas (tóxicas, "Gran agricultura") no son saludables. Sin embargo, como ....




Descargar editorial

Dulce y Siniestro
.pdf
Descargar PDF • 4.43MB

Comments


bottom of page